El panorama político para las elecciones municipales sigue siendo sombrío y amenazante para las fuerzas de izquierda. Una nueva derrota, aunque sea menor que la de 2016, podría ser devastadora. La pregunta central es: ¿hay todavía tiempo de hacer algo para prevenir otro desastre? Y si hay, ¿qué es lo que haremos? La sociedad brasileña…

¡Por un frente de izquierdas! — Rebelion