Los autores de los manifiestos golpistas pertenecen al sector mejor situado frente a la crisis, con sus pensiones elevadas a cargo del Estado sin estar sujetos a las consecuencias penosas de paro, subempleo, inestabilidad o ruina de otros. Su queja no tiene nada que ver con su realidad, sino con sus delirios extremistas. The post…

Militares jubilados y ultraderecha — Hojas de Debate