Como buen mayordomo, la Unión Europea abrió la puerta al terrateniente norteamericano, anunciando su llegada a través de la segunda ronda de medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela, aplicada la semana pasada. Y ahora aquí vienen las de Biden, que prorroga por un año más la orden ejecutiva emitida por Obama el 8 de marzo de…

También para Biden, es una «emergencia nacional» — Rebelion